lunes, 6 de agosto de 2018

Ya somos cuatro...

  ...me sorprendo mirándote y se me escapa el nombre de tu hermano. Entonces despiertas y te veo, Dani, mi Bebé. Pensaba que iba a ser imposible quererte tanto como a Jose. Me odiaba por sentir eso. Me preocupaba. Entonces llegaste y comprendí que la capacidad de amar del ser humano es infinita..


   
     En el momento en el que escribo esta entrada tienes 6 meses y pico, acaba de nacer tu prima Lalailla y Mario está en camino. No podemos estar más felices. Tendrás una infancia maravillosa en compañía de tus primos y sobretodo de tu hermano. Él está loco por ti. Dice que habla contigo y que te entiende. Sólo él te entiende. Ya tenéis vuestro código, ya estáis conectados. Cuando lo ves te cambia la cara.



     Eres un Bebé precioso, expresivo, simpático, sociable. Te ríes por cualquier cosa y tienes una sonrisa para todo el mundo. Ojos grandes y profundos, con esa mirada "maliciosa" que tanto dice y enamora. Ya casi te sientas solo. Eres curioso y todo va a la boca.

     Pero ahora quiero contarte algo; quiero contarte cómo viniste al mundo. Quiero contarte cómo fue el día que llegaste a nuestras vidas.

     Era Otoño del 17. El año se iba con un clima alterado, no muy habitual y la política tampoco estaba en su mejor momento. Sin embargo nada de eso importa cuando esperas el mejor regalo que una familia puede recibir; el nacimiento de un nuevo miembro.

     Mamá estaba ya cumplida y muy cansada. Los médicos habían puesto fecha tope para provocar el parto si no nacías. No hizo falta. No recuerdo con quien cenamos esa noche ni que hacíamos las horas previas. los recuerdos están borrosos. Pero jamás olvidaré el momento en el que Mamá saltó del sofá y corrió al baño. Eran las 00:55 y había roto aguas. Tu hermano dormía, al día siguiente tenía cole así que llamamos a los tíos para que vinieran a ocuparse de él mientras preparábamos todo. Nos íbamos al hospital. En apenas 15´ estábamos en la sala de espera. Pronto nos llamaron para explorar a Mamá. Era inminente. Estabas preparado. Directos a dilatación a prepararnos para el parto. No dio tiempo a nada. No habían pasado ni 3 horas y ya estabas aquí. Sin epidural, sin ayudas, sólo con la fuerza de Mamá... Es muy dura, muy fuerte, es única... Ya estabas con nosotros.

     No recuerdo los detalles. Lo importante era que ya estabas aquí. Fue el momento en el que te ví salir y te pusieron sobre la barriga de tu madre cuando comprendí que todos mis temores no eran más que tonterías... No habíamos avisado a nadie mas así que enviamos una foto a todos. Una foto tuya en la que se leía: "os presento a Daniel". Eran las 03:05 del 11 de Noviembre del año 2017.


     No tardaron en contestarnos. Dormían con un ojo abierto sabiendo que no tardarías. Ahora tocaba descansar, comer y conocernos... Tenías pelo, mucho, teniendo en cuenta que estábamos acostumbrados a nada... Ahora mismo eres otro calvorotas y aunque tu pelillo es algo más oscuro, parece que también serás rubio. El tiempo lo dirá.

     Ahora quiero hablarte de tu familia. No diré mucho, los irás conociendo poco a poco y te harás una imagen de cada uno... Todos te quieren con locura, igual que a tu hermano. Tienes a tus tíos Lalá y Paco, José y Ade, y Celia y Héctor, a los que vemos menos de lo que nos gustaría, ya que viven en París, Francia. Tuvieron que emprender aventura allí, pero siempre podrás contar con ellos. Tienes también a tus primos Claudia, Lalailla y Mario, con los que seguro que te llevarás genial y tienes a Javier, por supuesto, que aunque en realidad no es familia, bueno, si que lo es, es tu primo, ya lo entenderás... Es hijo de Ramón y Graci, y también están Alejandro y Jorge, los hijos de Merce y Pepe. Ellos están en Málaga. Y no me voy a olvidar de Marcos, mi ahijado y Bruno, su hermano, hijos de Antonio y Susana, que viven en Majadahonda, Madrid. Y vuestras "otras tías", Pili y Caro, que siempre, siempre, siempre están ahí cuando las necesitamos... A todos conocerás y a todos querrás... Mención aparte merecen tus abuelos. Aquellos a los que debes escuchar siempre, siempre, siempre, porque más sabe el diablo por viejo que por diablo...

     Pero hay alguien que no está entre nosotros. Al poco de nacer tú, nos dejó. Hay quien dirá que está en el cielo esperándonos, mirándonos y escuchándonos. Yo no se dónde está, pero mientras lo recordemos seguirá con nosotros. Te contaremos quien fué, y terminarás conociéndolo. Era tu abuelo Pepe, el Papá de Mamá. Y siempre lo llevaremos con nosotros.

     Te esperan mil aventuras. Conocerás gente de todo tipo, condición y creencias. Muchos países diferentes, lugares. Iremos a la montaña, al mar... Dormirás bajo las estrellas, en tienda de campaña, caravana, furgo, de hecho ya lo has hecho. Tienes ocho meses y acabas de volver de Suiza, Alemania y Francia... Con nuestras bicis, claro. Como ves, esta entrada es un desastre. Me está llevando meses escribirla...



     En la vida, te encontrarás con todo tipo de personas. Cada una de ellas de diferentes creencias, religiones, países, teorías de la vida o simplemente formas de verla. Escuchalos a todos, toma de cada uno lo que más te interese y nunca, nunca, nunca, juzgues a nadie... pero se siempre crítico. No cierres tus odios y abre bien tus ojos. Nadie tiene razón y a la vez todos tienen su parte. Que todo lo que hagas sea para ser mejor persona. Sé mejor cada día, si no, habremos fracasado como padres...



     Nunca olvides que pase lo que pase, estéis donde estéis, siempre tendréis un lugar al que regresar; os esperaremos siempre...

   

jueves, 19 de julio de 2018

El vIAjE dE gArbAnzO 4.0. Etapa 3: Ludwigshafen-Hagnau am Bodensee.

           Cuantísima pereza da trasladarse de camping, ya sea en bici o en furgo. Volver a recomponer el tetris de alforjas, dejar atrás a tus vecinos con los que has practicado inglés y compartido anécdotas. Justo cuando has aprendido el mejor camino para llegar a los baños o los fregaderos, o cuando has aprendido cual es la mejor hora para ir a la ducha, justo entonces te trasladas. Es casi como dejar tu barrio de toda la vida. Te irás a otro camping y quien sabe cómo será, cómo estarán los baños, habrá cambiador para el bebé, y lo más importante, que tal será el bar... En fin, éstas son sólo algunas de las cosas que se me pasan por la cabeza en estas aventuras. Luego llegas al camping, rezas para que quede sitio en en medio dia te has acostumbrado e incluso puede que te guste más que el anterior.

           Tocaba conocer lo que hay hacia el otro lado del camping. Una amplia “vereda” sale justo desde la puerta de acceso en dirección a Bodman. Tan sólo tiene 3-4 km pero paramos al menos 4 veces para ver, según los carteles, aves de todo tipo e incluso castores. Ni rastro de éstos pero aves acuáticas a granel y preciosas. De todas ellas las que más llaman la atención de Jose son los cisnes. Una pareja pasea tranquila frente a nosotros con sus 7 “patitos feos”. La cara de Jose es alucinante. Le encantan todos los bichos, e ir descubriéndolos sobre su bici le encanta. Pronto llegamos a Bodman, un pequeño pueblo al otro lado de la cabecera del lago sin mucho más encanto que el de sus tejados a cuatro aguas y su zona náutica. Seguímos unos kilómetros mas hasta que la orilla comienza a asilvestrarse demasiado. Pronto nos volvemos sobre nuestras rodadas para hacer un picnic sobre el césped en un parque junto al lago. Y vamos rapidito que nos coge la tormenta. Tarde de camping y pronto a la cama, que toca traslado a Meersburg.






           Por la mañana montamos todos los aperos y a la carrtera. Resulta que en Meersburg no hay camping, así que seguimos hasta Hagnau am Bodensee, a unos 6 km al este y encontramos uno que nos cuadra. Pero sorpresa: 4 coches de policía cargados con una pareja en cada uno de policías están intentando echar a cuatros caravanas de ingleses que por lo visto habían estado bebiendo de más y no querían pagar. Asi que nos toca esperar un buen rato. Después de comer nos instalan en una parcela con poca sombra y ha vuelto el peor de los calores de por aqui, pero el camping está chulo, es pequeño, junto al lago y con los mejores baños que he visto. Por cierto, en los dos camping alemanes que llevamos hasta ahora hay que pagar por la ducha. Va con un temporizador con fichas en uno y monedas en otro... Esa tarde nos bajamos al lago a bañarnos y poco as... al dia siguiente queremos ver Meersburg.




           Dani toca diana a las 7:00 y como Ana y Él han echado mala noche, me lo llevo a pasear. Me he acercado a Hagnau am Bodensee, que está como a km y medio, he comprado pan, Brezel y unos croissans para desayunar y de paso he hecho turismo, yo solo en el pueblo! Muy bonito, mucho. Tras poner en marcha a la otra mitad, hemos cogido las bicis y para Meersburg. Mucho, mucho calor, pero ha merecido la pena. El pueblo es una pasada. Medieval. Uno de los más turísticos del lago. Con castillo y un centro histórico de cuento. Para no perdérselo. Hemos comido por ahi, en el primer sitio que hemos pillado y de vuelta. Por la tarde baño en el lago, vagueo y poco más.






           Estos días son complicados para mi familia, necesito estar con ellos, asi que por motivos familiares debemos parar aquí la aventura y volver a España. Nos dejamos el lado austríaco para la proxima. Nos esperan cuatro días de viaje al menos pero antes quiero parar en uno de los lugares de Francia que más me han gustado para enseñárselo a Jose: El Lago de Las Aguas Bellas, en los Alpes...






Hasta la próxima!









lunes, 16 de julio de 2018

El vIAjE dE gArbAnzO 4.0. Etapa 2: Stein am Rhein-Ludwigshafen




          Una de las cosas que mas me gusta de los camping de estos países es que por muy llenos que estén, y lo están, siempre reina una tranquilidad y una calma que a veces hasta me provoca recelo. Me parece que todos están observándonos... no, en realidad es muy agradable. A veces se agradece no estar entre personas que se comunican como si estuvieran llamando a sus cabras en el otro lado de la montaña... 

         Este camping es grande y está lleno. Junto al lago, justo en la punta oeste. Estamos ya en Alemania. Hemos dejado atrás los bonitos paisajes suizos y también sus altos precios. Hoy hemos comido por el mismo precio de un solo plato en Suiza. Pero el calor sigue, incluso aumenta. Hace demasiado y estamos preocupados. Por eso hemos tomado la decisión de cambiar el estilo de viaje. Hemos vuelto al punto de inicio en tren y nos hemos traído de vuelta la furgo. De ahora en adelante continuaremos haciendo los traslados largos en ella y cogeremos las bicis para conocer los pueblos de alrededor. Nos ha pillado muy de sorpresa, 30 grados a las 09:00 es demasiado para Jose y Dani. Si fuéramos solos rodaríamos pero no lo estamos, y ellos son lo primero. Pero hay más, aquí hay verde para cubrir España y seguir por África, y sombra mas de lo mismo, sin embargo las rutas van por zonas de cultivos y están muy expuestas.

          Antes de cambiar de camping decidimos y a ver uno de los lugares que más me apetecían de este viaje. Las que dicen que son el mayor salto de agua de Europa Central. Y allá que fuimos. Aunque los transportes públicos aquí funcionan muy bien, decidimos, un poco obligados ir en furgo ya que era sábado y los autobuses para ir a Stein al Rhein pasaban cada hora, y los trenes vete a saber. En media hora estábamos allí y a pasear. La zona es muy bonita y llena de gente, lógicamente. Las cascadas... pues son grandes, bonitas, ruidosas y muy estandarizadas. Todo es muy turístico y muy organizado. Tornos por todos sitios, pasarelas, ideal para ir con los peques peeeeroooo.... Habiendo visto los que hemos visto en Iguazú, Patagonia y sobre todo en Islandia pues bueeenoo, decepciona un poco. No obstante es un lugar que no se debe pasar por alto.





          Estamos en Ludwigshafen, Alemania. Hoy ha hecho mejor día, algo menos de calor, así que hemos cogido las bicis y hemos ido a conocer la zona. Hemos estado en Sipplingen, hemos llegado casi hasta Überlingen y nos hemos dado un baño en el lago. Hemos comido por la zona y luego a buscar un supermarket para comprar nuestras cosillas. Y rápido para el camping que nos pilla la tormenta. Por la tarde hemos ido los niños y yo a dar un paseo mientras Ana descansaba y hemos descubierto un sendero que lleva desde el camping hasta el otro lado del lago, a Bodman atravesando una especie de reserva. Mañana lo dedicaremos a conocerla.





          Creo que ésta ha sido una buena decisión, la mejor. Hoy ha sido un gran día. Hemos hecho turismo, cubriendo gran parte del recorrido por el lago que nos tocaba. Hemos montado en bici. Jose está a tope. No es capaz de soltar su bici. Va en ella al baño! Dani está para verlo. Le han empezado ya a salir dos dientes y no para ni un minuto. Cuando ve a su hermano se le ilumina la cara. Le dice adiós con la mano y llama permanentemente su atención. 

          Pasado mañana nos trasladaremos en furgo a la zona de Meersburg y desde allí rodaremos a un lado y a otro del pueblo para conocer la zona. Está siendo un gran viaje, una pequeña gran aventura.




Hasta la próxima!









viernes, 13 de julio de 2018

El vIAjE dE gArbAnzO 4.0. Etapa 1: Kreuzlingen-Stein am Rhein

          Hoy si, por fín, hemos podido salir. El tiempo perfecto, todo el material en orden, aperos repuestos... nada podía impedirlo ya... Anoche nos fuimos todos juntos a la furgo con la advertencia de Jose de que en cuanto Dani tocase diana, todo el mundo en pie y a preparar cosas. Y asi ha sido, más o menos. Que si déjame hueco que tengo frío, que si cinco minutillos mas, en fin, lo de siempre. Total, que eso de las siete estábamos ya abriendo los ojos y media hora después preparando aperos.


          La mañana de preparativos ha sido tediosa. Y es que eran muchas las tareas. Desmontar el chiringuito de lujo (avance de competi), sacar todo antes, preparar alforjas (solo yo llevo cinco), repartir bien el peso, cerrarlo todo y aparcar la furgo fuera del camping. Por supuesto lo primero es desayunar. Así que a la mini tienda del camping, unos panecillos, una leche fresquita y listo.


          Dicho así o bueno, leído así parece poco, pero no lo es. Nos ha hecho salir a las once pasadas y creedme, aqui el sol, cuando sale, cae a pellejos. A esas horas... Eso si, la brisa es fresquita. Hecho todo, tocaba aparcar la furgo, y eso ha sido otro quebradero de cabeza. Hemos tardado dos dias en aprender a manejar las maquinas de los aparcamientos, los parquímetros. Aquí hay que pagar en todos sitios por aparcar. Cuando ya sabíamos manejarla, con ayuda de la amable gente del camping, nos hemos dado cuenta de que o bien pagamos por una semana o bien por un mes! Ni una cosa ni la otra nos cuadra y la broma nos iba a costar unos 60 CHF, porque os recuerdo que aunque Suiza está rodeada por la UE, y a efectos turísticos es tambien la UE, no lo es y por tanto conserva idiosincrasias como la moneda, el franco suizo. Tiene un valor muy similar al euro, tanto en así que lo tratan exactamente igual. Te dicen el precio en CHF, tu pagas en EUR y te dan el cambio en CHF. Asi que después de todo, me ido a dar un voltio a ver donde podía aparcar sin pagar, una actitud muy española. Y si, lo he encontrado, en la piscina-Mario Park que hay junto al camping. Lo que no se es como estará la furgo a nuestra vuelta...


         11:15 más o menos. Emprendemos por fin la ansiada marcha. Salimos rumbo al oeste no sin antes dar las inoportunas vueltas por Constanza para poder salir y rodar... Ahí hemos perdido al menos una hora. Ha sido muy complicado. La ciudad es pequeña pero nos lo ha puesto difícil. No había ni una sola señal que marcara nuestra ruta, han aparecido cuando ya era más que evidente el camino a seguir. Y cuando por fin lo teníamos era ya casi hora de la primera parada, avituallamiento de Dani. Pues nada, parada. Por cierto, Jose está emocionadisimo con viajar en su bici, y no la suelta ni para ir al baño, y esto es literal, va al baño en su bici, con su casco, sus guantes, sus gafas y su candado... hoy ha hecho la mitad de la etapa a 10km/h!!! Hemos tenido que obligarle a meterse en el carro a descansar. Y nosotros no podíamos dejar de babear. 


          Entre km y paradas han llegado los últimos 10km. Hasta ahí todo había sido coser y cantar. Navegábamos sin problemas, las señales eran claras. En el ultimo tercio de etapa la cosa se ha complicado. Toboganes. Para los no ciclistas, son una serie de continuas subidas cortas en medio de llaneos que hacen que pierdas completamente el ritmo y se te carguen mucho las piernas. Además hemos tenido un par de rampas de las de echar la pata a tierra. En fin, no veíamos el momento de llegar. Pero todo llega, y el final de ésta etapa también. Y nos esperaba un camping pequeño, tranquilo y familiar, de los que nos gustan a nosotros.


          Ahora mismo estoy sentado en una sala común, en un sillón esquinero escribiendo la crónica, calentito. Estos duermen hace rato en la tienda y yo voy a ir a acompañarles, que ya estoy cansado. Estaremos aquí un par de días, mañana queremos acercarnos a las cataratas del Rhin, que me han dicho que son las más grandes de Europa. Yo no me lo creo, he estado en Islandia. En la próxima etapa pasaremos ya a Alemania. La frontera está al otro lado del camping.


Ah por cierto, estamos en Stein am Rhein.





Hasta la próxima!









martes, 10 de julio de 2018

El vIajE dE gArbAnzO 4.0. Etapa 0: El Parador - Kreuzlingen

          Por fin, aquí estamos. Un verano en blanco que ya pasó y ahora toca viajaco. Algunas cosas han cambiado desde El vIAjE dE gArbAnzO 3.0; bueno, un cambio gordo en nuestras vidas ha provocado algunas adaptaciones en nuestra logística. Y es que ahora somos cuatro! Yep! En Noviembre nació nuestro pequeño Dani, así que ahora viajamos mas cargadillos. Tenemos un carro doble, cortesía de los tíos, de todos, José y Ade, Celia y Héctor, y Tilalá y Topaco. Un alucinante Thule Chariot Cab 2. Grande, espacioso, ergonómico y muy fácil de manejar, en general un gran carro, Aunque el listón está bien alto. El Croozer ha sido hasta ahora el medio de trasporte de Jose en estas aventuras y ha sido realmente magnífico. Veremos el nuevo como se porta, promete... Hablando de cambios. Jose tiene ya 5 añazos y en diciembre aprendió a montar en bici y claro, este año, el no quiere ser menos, y ha decidido que este sea su primer viaje en bici, con su propia bici, y no nos hemos podido resistir. Nos hace mucha ilusión verlo por ahi dando tumbos agarrado al manillar de su pequeña bici. Irá en su bici a ratos, en el carro a ratos con su hermano o enganchado a la bici de Ana por medio de un Follow me - Tanden, otra de nuestras incorporaciones. Y para dormir, por supuesto, tambien hemos tenido que cambiar. Somos cuatro, necesitamos mas espacio. Husky Fighter 4. Gran tienda que ya tuvimos la ocasión de probar Jose, Alejandro, y yo mismo en el camping de Las Menas (deseando repetir con Alejandro). Total, creo que está todo...

          Pues dicho todo esto, empaquetamos, montamos las bicis y carrtera y manta. primera parada en el camping L´Orangerie, en Cálig, Castellón. Hemos decidido hacer el viaje en cuatro etapas. Tres mas bien largas y la última un poco mas corta. El segundo dia paramos en Beziers, ya en Francia en el camping Les Borges du Canal, junto al Canal du Midi. ambos son muy de nuestro gusto. Hemos parado en ellos varias veces. Están cerca de la ruta, son tranquilos, en un entorno agradable y con piscina. en la tercera etapa paramos en el Camping de Vidy, en el Lago Leman, en Lausanne, ya en Suiza. Muy, muy bonito y a orillas del lago. Y el último, también en Suiza, en el Lago Constanza en Kreuzlingen, punto final del desplazamiento en furgo e inicio de la ruta en bici.



          Llevamos varios dias por aqui, dando vueltas, paseos, curioseando. Estamos justo en la frontera  con Alemania. Planeando, planeando, el plan va a ser, salir hacia el oeste y dar la vuelta al Lago en unos 8-10 dias, parando todo lo que nos apetezca y disfrutando... Etapilla, bañito en el lago, un buen avituallamiento y a la tienda... vamos a ver cómo se da.



          Como he dicho, o no se si lo he dicho, este lago es compartido por varios países: Suiza, Alemania y Austria. Os podéis imaginar la cara de Jose al saber que va a montar en bici por tres países diferentes. Está alucinando. En la furgo ya había pasado por tres países y ahora otra ves otros tres!!! Serán un montón de países!!! Está alucinando. Y mas alucina con su bici por aqui. Quiere cogerla a todas horas... y yo babeando...



          Pues eso, mañana queremos emprender nueva aventura, con todo lo que conlleva. Estamos muy cansados, sobre todo Ana. Este año, ha sido duro... pero estamos a tope, deseando que llegue mañana para dedicarnos a volar, a navegar, a buscar dónde comer, dónde parar, dónde dormir, que es lo que nos hace desconectar... y descansar...


          De aqui en adelante procuraremos tener crónica cada día o cada dos o si no cuando podamos, que ya sabéis cómo es esto... ha comenzado El vIAjE dE gArbAnzO 4.0





          Hasta la próxima!